INVESTIGADORES DE UTN PROPONEN LA CREACIÓN DE UN CENTRO AGROECOLÓGICO

La Directora del Proyecto de Investigación relacionado la zona de exclusión de uso de agroquímicos de la Facultad Regional Trenque Lauquen de la UTN, Alejandra Gutiérrez, y la investigadora, Rosario Iturralde, brindaron detalles de la propuesta que le realizaron al Intendente Municipal, Miguel Fernández; la Secretaria de Medio Ambiente, Ana Paula Motrel y el Secretario de Producción, Marcelo Ombroni acerca de la creación de un Centro Agroecológico Municipal.

Esta iniciativa emerge del proyecto de investigación que el grupo de profesionales viene gestando desde 2014. El Centro Agroecológico debería contar con un espacio físico y sería una unidad demostrativa y educativa para que los productores puedan conocer acerca de la agroecología in situ. El mismo, según se propuso, contaría con un equipo de agrónomos que asesorarían a los productores, ofrecería capacitación continua y además, se realizaría en el lugar, investigación aplicada.

Alejandra Gutiérrez señaló que “estamos terminamos el proyecto y ya tenemos propuestas para buscar una solución a los productores que quedan comprendidos en el área de exclusión, si hay decisión política de aplicar la ordenanza que regula el uso de agroquímicos en esos lugares”.

Asimismo añadió: “Nosotros hicimos un acompañamiento desde la Universidad. El impacto es mínimo en relación a lo que se viene si realmente la Ordenanza (que prohíbe el uso de agroquímicos en la zona de exclusión) se cumple. Lo más importante de este proyecto es que tenga continuidad”.

El proyecto de investigación de la FRTL UTN caduca en julio de este año,y si bien se podría solicitar una prórroga por un año sería para actividades de divulgación de la Agroecología.

“Si la Ordenanza realmente se aplica se viene un problema grande para unos 60 productores de todo el partido”, sostuvo.

Por su parte, Rosario Iturralde añadió que “la principal inquietud que existe es cómo van a seguir adelante a partir de la prohibición. La búsqueda de alternativas es compleja no sólo desde lo productivo sino por cuestiones económicas que tienen que ver con la decisión política”.

En ese sentido, la investigadora agregó que “hay una diversidad muy grande de situaciones productivas. Encontramos productores lecheros, agrícolas y ganaderos. También hay diversidad en cuanto a la extensión de la tierra. La situación es muy heterogénea y por eso el seguimiento deberá ser personalizado. No hay una respuesta única. Hay mucha gente que entiende al campo como un negocio y otros como una forma de vida, que está ligada a cuestiones emocionales”.