SE REALIZÓ UNA CHARLA SOBRE LA INDUSTRIA DEL GAS

El docente Adhemar Enrietti considera que se debe concebir su gestiÓn en la relaciÓn “energÍa-ambiente-desarrollo”.

El Departamento de Ingeniería Industrial de la Facultad Regional Trenque Lauquen de la UTN realizó el martes la primera clase pública y abierta sobre el servicio de gas natural en nuestro país.

El objetivo del Departamento es generar desde el ámbito académico, un espacio que desarrolle estrecha relación de intercambio de conocimientos, divulgación de experiencias y temas que son sensibles a la vida de la comunidad. En esta ocasión, el tema abordado fue la situación que atraviesa el sector energético argentino y en particular “La industria del Gas”.

Ante una buena concurrencia de público, el Ing. Adhemar Enrietti, docente de la alta Casa de Estudios, fue desplegando la charla con un sinnúmero de datos, detalles técnicos y reglamentarios de la política energética y fue demostrando los alcances de la actividad como así también la evolución de la “Industria del gas en Argentina” y las crisis que la han afectado hasta llegar al análisis del complejo contexto actual.

“Mucho se ha dicho con motivo del “tarifazo” en todos los medios nacionales, regionales y locales, y esta exposición resultó también una buena oportunidad para comprender cómo se estructura la tarifa del gas natural, qué factores la afectan y cómo se traducen todas estas situaciones en la conformación de nuestras facturas de consumo”, dijo Enrietti.

Por último, y haciendo referencia a la primer parte de la exposición donde se destacó que la primer crisis en el tratamiento del gas generó la mayor oportunidad de la industria (que dura hasta el día de hoy), Enrietti concluyó que “en las últimas décadas el país ha marchado inexorablemente hacia una matriz energética basada casi exclusivamente en los hidrocarburos y en especial el uso del gas natural. Hoy, la crisis en la que se encuentra la Industria y lo difícil y costoso que puede resultar revertir la situación, nos debe de poner en línea de nuevos pensamientos y conocimientos. Se debe concebir la gestión de la energía como la relación “energía-ambiente-desarrollo” y así entonces desarrollar y generar una matriz energética más diversificada, que desde el Estado se generen y sostengan modelos de promoción de energías alternativas, y que además (en nuestro caso) como actores fundamentales en la educación podamos transferir a la comunidad los conocimientos y valores que contribuyan a asumir una cultura de consumo energético responsable”.