67 aÑos generando ingenieros al paÍs

Escribe: Nilo Butler
Director del Dto de Ingeniería Industrial

La fundación de esta Universidad, no fue el resultado de una decisión apresurada ni de una combinación de situaciones azarosas, antes bien venía a coronar un esfuerzo sistemático por acercar los beneficios de la capacitación profesional y la educación técnica a la clase trabajadora de nuestro país.

Podemos retrotraernos a la Escuela “Otto Krause”, cuyo Director, el Ing. Pascual Pezzano (1936) y un grupo de Profesores, pensaron en la proyección de un ciclo de nivel terciario, al igual que los institutos politécnicos europeos.

Este proyecto proponía la formación de un ingeniero con dos componentes importantes: estudio intenso para la formación académica y un gran trabajo efectivo en asuntos técnicos en la empresa o industria. Esta propuesta no tuvo éxito en su presentación y quedó archivado.

En esta época el mundo entraba en la Segunda Guerra Mundial, produciéndose grandes transformaciones y replicándose en el período de posguerra. En nuestro país se transformaron modestos talleres en grandes complejos industriales; en muchos casos con conocimiento tecnológico que habían dejado de utilizarse.

Tres hechos son necesarios conocer para comprender la historia de la educación técnica superior:
1.- Fuerte transformación en la política interna del país y grandes transformaciones sociales. Conlleva la creación de la Universidad Obrera Nacional, posterior Universidad Tecnológica Nacional.
2.- Preparación de los Ingenieros, en el mundo en general y en la Argentina en particular, necesaria por los grandes adelantos tecnológicos. Valorización del Título de Ingeniero.
3.- Sustitución de importaciones tras las Imposibilidad de traer productos terminados. Estos son fabricados por talleres transformados en fábricas con muy baja tecnología e ineficientes.

En los años 1943 y 1948 un gobierno de corte popular, que considera que a través del estudio, para obreros especializados, alcanzar el nivel de Ingeniero. En la época solo a la universidad iban los estudiantes de tiempo completo; los hijos de obreros solo estudiaban la escuela industrial y al mundo laboral.

Terreno fértil para la creación de la UNO, solución para jóvenes inteligentes y de escasos recursos, atrayendo a sus aulas a personas mayores que fueron negados a se universitarios. Aparece el proyecto del Ing. Pezzano.

Comenzó a funcionar en distintos puntos del país con cinco Unidades Académicas, dándole el sentido Federal de la Universidad.

Con el Golpe de Estado de 1955, el gobierno de facto intentó sin éxito cerrar el establecimiento ante la resistencia que opusieran los estudiantes en defensa de la Universidad. Finalmente, la UON fue refundada como Universidad Tecnológica Nacional (UTN) el 14 de Octubre de 1959; única Universidad Nacional del país cuya estructura académica tiene a las ingenierías como objetivo central.

Desde su creación, la UTN ha formado a más de 30.000 ingenieros. En la actualidad, la Universidad comprende 29 Facultades Regionales y 1 Instituto Nacional Superior de Profesorado Técnico, 1 Unidad Académica y Extensiones Áulicas distribuidas en todo el país. Más de 30.000 graduados de su creación en las 15 especialidades; vinculación estrecha con el sistema productivo de la región donde se emplaza; esto se traduce en una capacidad de absorción de 70.000 cursantes, que equivale a más del 50 % de todos los estudiantes de Ingeniería del país.

Produciendo desarrollos industriales, investigación científica y aplicada, colaborando con las instituciones del medio donde actúa aportando soluciones; insertando al alumno a los establecimientos locales y regionales.

Estamos cumpliendo hoy con los mismos principios de su creación:
"La formación de universidades de carácter técnico en el país presupone, no solamente la formación de un técnico, sino también la conformación de un ciudadano (...) Lo que nosotros queremos, es que la ciencia y la cultura sean del pueblo (...)”