​MAPER: La FRTL UTN AVANZA CON EL PROYECTO QUE ESTUDIA UNA LÍNEA DE RECICLAJE LOCAL DE RESIDUOS PLÁSTICOS

El Director del Proyecto MAPER que actualmente reside en España, Arq. Gerardo Wadel, visitó nuevamente la FRTL UTN y se reunió con la Secretaria de Ciencia, Tecnología y Posgrado, Ing. Claudia Dido y con parte del parte del equipo de su investigación, representado por el Ing. Fernando Giacomeli y la Lic. Germana Pascual Macías.

Básicamente el encuentro se refirió a los avances de la investigación y se puso énfasis en lo que resta terminar en los proyectos MAPER y PRECO.

El grupo universitario de investigación MAPER (Material a partir de Polietileno Reciclado), que también integra la Ing. Andrea Scheffer y la Ing. Luciana Pérez Angueira, plantea desarrollar los fundamentos, sentar las bases técnicas y económicas preliminares para la puesta en marcha, en Trenque Lauquen, de una línea de reciclaje de residuos plásticos de PE y PP (envases de alimentos y bebidas, films y bolsas) obtenidos de la gestión de Residuos Sólidos Urbanos, para la fabricación de un producto de mayor valor agregado, a ser utilizado en el ámbito local.

Tanto en la Argentina como en otros países, cuya experiencia en España es conocida en profundidad por Zicla (empresa colaboradora de UTN) y Societat Orgánica (asesoría ambiental a UTN), la tecnología para el reciclaje de residuos sólidos urbanos de film de PE y otros polímeros ha sido capaz de producir materiales reciclados aplicables, generalmente, a mobiliario urbano.

Los aspectos técnicos incluyen analizar la disponibilidad de residuos, la naturaleza de materiales base, los procesos aplicables y la maquinaria necesaria, la disponibilidad de personal capacitado y del espacio físico, las características técnicas del material resultante, las potenciales aplicaciones y pruebas de los productos finales.

PROYECTO LOCAL

Considerando que el Municipio propone rediseñar y fortalecer la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) aplicando políticas, planes y programas de RSU, con una visión social y comunitaria, el grupo de investigación evalúa las aplicaciones industriales que pueden recibir los residuos plásticos analizados. Por ello se considera que el proceso industrial más adecuado de implementar es la elaboración de un material reciclado en forma de perfiles y tableros, que funcione como materia prima para la elaboración de productos de mayor valor agregado. El material, visto desde la óptica del diseño de producto, permite realizar distintos elementos de equipamiento urbano, como bancos y mesas para espacios libres, juegos infantiles, cestos de residuos, tarimas, masetas, tapiales, entre otros. Su aplicación en elementos públicos permitirá que los vecinos de la ciudad puedan reconocerlo; aportando utilidad e identidad.

La fabricación del material reciclado tiene lugar mediante un proceso limpio, que comienza con la recolección del plástico en las plantas de clasificación primaria, donde se separan los termoplásticos, luego se trituran y/o aglutinan de acuerdo al tipo de material (duros o films), se realiza un acondicionamiento simple (lavado y secado) y se procede al almacenamiento para su posterior industrialización. Los materiales deben mezclarse homogéneamente para someterse tanto en un proceso de extrusión donde se funden a alta temperatura, como en un moldeo por compresión donde se produce una fundición en horno eléctrico y posteriormente se prensa con enfriamiento. Estos procesos industriales no producen mermas ni desechos, dado que los sobrantes pueden incorporarse nuevamente a la cadena de producción. El material obtenido funciona como aislante, es insensible al agua y la humedad, no necesita protección contra insectos o bacterias, tiene una vida útil mayor a 150 años y se compone de desechos desvalorizados. Ambas tecnologías son las más utilizadas para fabricar perfiles y tablas de plástico reciclado. Existen muchos equipos periféricos para la elaboración de productos finales (normalmente los mismos usados para la madera y el acero). Su requerimiento depende del artículo final a realizar.

AVANCES

El proyecto MAPER, avanza en la puesta en marcha de la primera máquina prensadora-fusora y se busca concluir con la construir de la segunda máquina aglutinadora.

“Se realizarán pruebas con ambas máquinas y se completará el trabajo de encuestas y la redacción de artículos, informes y la guía”, explicó Sheffer.

En el encuentro se repasaron los gastos y los presupuestos para afrontar lo que falta realizar.

“Para poner en marcha la fabricación de pruebas, se puso en claro el funcionamiento de la primera máquina, la prensadora-fusora. Se comenzó con las pruebas utilizando como materia prima el polietileno de silo bolsa”, dijo la Ingeniera.

PRUEBAS

Días pasados, el Ing. Giacomelli, la Ing. Pérez Angueira y la Ing. Scheffer, comenzaron con las etapas de pruebas de la primera máquina fabricada, la prensadora-fusora.

“A partir de ahora se realizarán ensayos en cuanto a la variación en temperatura y fuerza de compresión, ajustando las variables. También se relacionará la temperatura que indica la termocupla con la temperatura real que existe dentro del molde. Hay que seguir jugando hasta entender el óptimo proceso y obtener mejores resultados”, explicó Sheffer.

Por último, se continuará con los ensayos del material obtenido y se medirán diversas variables como espesor, textura, dureza y tipo de mezcla de materia prima.

“El color es algo secundario, cuando dominemos el método y el resultado podemos probar con distintos materiales de entrada (compuesto, color, granulometría, etc.) y agregados como pigmentos, si es que el proceso los admite. Estamos en una etapa interesante y entretenida de realizar unas cuantas pruebas”, indicó.